A los TDAH nos cuesta mucho realizar ciertas tareas recurrentes. Lo mismo recordamos hacer una tontería todos los días sin falta, que no conseguimos acostumbrarnos a hacer las cosas importantes. Por eso, aunque no consigamos tener el control y sólo lo consigamos a medias, es recomendable elegir ciertas rutinas cotidianas -laa que nos cuesten menos según cada caso- y establecer un protocolo para realizarlas siempre igual. Por ejemplo:

-Cuando vayas a sitios habituales (una tienda, al trabajo, al médico…) intenta hacerlo siempre por las mismas calles, tanto a la ida como a la vuelta, caminando a la misma velocidad. Así tendrás cierta idea de cuánto vas a tardar.

-Al ducharte, intenta enjabonarte, enjuagarte y secarte cada zona del cuerpo en cierto orden concreto: Este brazo por delante, por detrás, ahora el hombro, ahora el otro, etc. Así pasarás menos tiempo ocupando el baño, tardarás más o menos lo mismo siempre y evitarás cosas como dejarte sucia tal zona o secarte cuatro veces tal otra. Un truco consiste en instalar en el móvil un temporizador y dejar la pantalla encendida. Así irás viendo cuánto estás tardando.

Estos protocolos no podremos aplicarlos a todo lo que hagamos porque acabaríamos agotados y de hecho nunca lo conseguiríamos, pero sí hay rutinas donde pueden ser de mucha utilidad.

¿Y vosotros, tenéis trucos para hacer cosas siempre de la misma forma? ¿Cuáles son vuestros protocolos anti-TDAH?

Anuncios